Siguiendo la línea de las últimas semanas cierro esta temática de dietas milagro con una bastante controvertida: la dieta macrobiótica.

alimentos yin yang

De entre tantos tipos de dietas milagro ¿por qué he elegido esta? Pues porque hace unas semanas me propusieron dar un taller de cocina macrobiótica y casi me da un soponcio. Con nuestra maravillosa “Dieta Mediterránea” que es foco de estudios desde hace unos 70 años… Pues sí, creo que hay otras maneras de educar a la población más allá de dietas de este estilo. Y ¿por qué digo esto? Pues eso es lo que vamos a ver en este artículo.

Bases de la dieta macrobiótica                               

Etimológicamente hablando macrobiótica viene de la palabra griega “macro”, que significa grande y “bio” que significa vida = GRAN VIDA.

Se basa en la búsqueda del equilibrio emocional a través de la alimentación, es un estilo de vida.

En este tipo de dieta se clasifican los alimentos según su “energía”, alimentos Yin y alimentos Yang.

Si la energía de los alimentos es caliente y tonificante, se habla de alimentos Yang. Estos son los cereales (sobre todo los integrales), las legumbres, el pescado, la carne, la sal, las hortalizas y verduras de raíz.

En cambio, si los alimentos son fríos o dispersos o debilitantes se habla de alimentos Yin. Estos son el azúcar, la miel, los lácteos, las frutas, las solanáceas (patatas, berenjenas, tomates,…) y el alcohol.

Dependiendo de la cocción estos alimentos pueden cambiar de yin a yang o viceversa.

Esta manera de clasificar los alimentos es un poco absurda ya que los alimentos que dan energía casualmente son los que tienen hidratos de carbono como los mencionados anteriormente. Aunque en lo único que estoy de acuerdo es en que el alcohol “debilita” al organismo.

Los alimentos Yang son alimentos que más deben consumirse en invierno o en climas fríos, mientras que los Yin más en verano o en climas calientes.

También clasifica los alimentos según el color, que nos indica su idoneidad para cada persona.

Mi visión acerca de la dieta macrobiótica

La parte positiva es que acerca a las personas a comer más vegetales y menos productos animales.

La parte negativa es que se basa en criterios poco o nada científicos como, por ejemplo, el color de los alimentos, además de poder causar diferentes carencias nutricionales como son: déficit de vitamina B12, hierro o magnesio (por falta de proteína animal, que se debería suplementar), déficit de calcio y vitamina D (por la falta de consumo de lácteos, aunque se puede solucionar con una exposición solar adecuada y consumo de alimentos ricos en calcio que no sean lácteos).

Además, según el nivel en el que se encuentre la persona que hace este tipo de dieta, puede ser bastante perjudicial para su salud, ya que únicamente tomaría una dieta bastante pobre en energía y nutrientes, con muchas posibilidades de tener algún problema de salud.

Si quieres leer más acerca de la visión de los profesionales de la dietética y nutrición puedes hacer ver este artículo de Juan Revenga.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: