Alimentos de temporada: los espárragos.

Hoy hablamos de los espárragos y recetas para prepararlos de diferentes formas.

asparagus-700124_1920

Un buen truco a la hora de comer de forma saludable, es comprar alimentos de temporada. Si compras alimentos de verdad, de los que no llevan etiquetas, tu alimentación será mucho mejor.

Tipos de espárragos:

Los espárragos (Asparagus officinalis), pertenecen a la familia de las plantas herbáceas llamadas liliáceas. A esta familia también pertenecen el ajo, el puerro y la cebolla, aunque no se parecen ni en aspecto ni en sabor.

Los tipos más conocidos de espárragos son:

  • espárrago blanco: tiene que crecer en ausencia de luz solar, bajo tierra, para no desarrollar los pigmentos que le darían color.
  • espárrago verde (o triguero): crece en contacto con la luz solar, así se desarrolla la clorofila, que es el pigmento que le da su color verde característico. Aunque actualmente hay durante todo el año, su mejor época de consumo son los meses de Abril y Mayo.

Curiosidades:

  • ¿Sabes porqué los espárragos cambian el olor de la orina? Es porque algunos de sus componentes se metabolizan y excretan en la orina, dándole un olor ligeramente desagradable. Es provocado por varios productos degradados (como tioles y tioésteres) que contienen azufre.
  • Para conservar mejor los espárragos verdes, hay que envolverlos en un paño antes de dejarlos en el frigorífico.

Propiedades:

  • Lo más conocido de los espárragos frescos es su poder diurético (favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo). Es por ser alimentos ricos en potasio y pobres en sodio (a excepción de las conservas, que si contienen sodio).
  • Son ricos en fibra (como la mayoría de las verduras), lo que les aporta un poder saciante y ayuda a prevenir el estreñimiento.
  • Aportan gran cantidad de ácido fólico (128 microgramos por cada 100 gramos), cuyas necesidades aumentan en caso de embarazo.

Recetas:

Los espárragos verdes admiten infinidad de formas de preparación: mezclados con huevo y ajetes, combinados con jamón serrano, hervidos, a la plancha, en crema o puré… Lo bueno de este alimento es que es muy versátil a la hora de cocinarlo, sólo hay que poner un poco de imaginación y probar 🙂

Aquí van un par de sugerencias, rápidas y sabrosas.

Espárragos al horno con queso:

esparragos_hornoHe de decir que es un plato muy fácil de preparar y que queda delicioso (me encanta).

Ingredientes:

-un manojo de espárragos verdes.

-aceite.

-sal y pimienta.

-un limón.

-queso rallado.

Preparación: 

En una bandeja apta para el horno, ponemos un poco de aceite, colocamos un manojo de espárragos verdes, uno al lado del otro, que no se queden muy pegados. regamos con el zumo de medio limón, le añadimos sal y pimienta al gusto. El otro medio limón lo partimos a rodajas y lo usamos para tapar las puntas de los espárragos (así no se queman).

Introducimos al horno ya caliente, unos 10 min a 180-200 grados. Espolvoreamos por el centro un poco de queso rallado e introducimos nuevamente en el horno, unos 3 min, para que el queso de funda… y a disfrutar!

Ensalada de espárragos y fresas:

En realidad esta ensalada admite cualquier tipo de hoja verde o morada, y cualquier fruto seco que nos apetezca. Prueba diferentes combinaciones !!

Ingredientes:

salad-2171612_1920-Brotes variados: espinacas baby, rúcula, canónigos..

-150 gr de fresas.

-200 gr de tomates cherry.

-1 manojo de espárragos verdes.

-1 cucharada de piñones o nueces.

-1 zanahoria.

-sal, aceite, vinagre (de la variedad que te guste).

Preparación:

Hervir los espárragos en agua con sal (el tiempo de cocción depende de la textura que te guste, entre 5 y 10 min). Enfriar y colocar en una fuente juntos con los brotes, la zanahoria rallada (o a trozos, al gusto) y las fresas. Añadir los frutos secos y aliñar con sal, aceite y vinagre (de módena, o del que más te guste).

Si nos apetece ponerle piñones, se pueden dorar en una sartén con un poco de aceite.

Y a ti, te gustan los espárragos?

 

 

A %d blogueros les gusta esto: