Con la llegada del otoño se inicia la temporada de muchas hortalizas, entre ellas la calabaza, nuestra protagonista de hoy.

Todo el mundo conoce las famosas calabazas de halloween, pero… ¡hay muchas más!

¿Te apetece conocerlas?

Calabaza

La calabaza pertenece a la familia de las cucurbitáceas que se caracteriza por producir frutos grandes y protegidos por una corteza firme. El calabacín, el melón y el pepino también pertenecen a dicha familia.

No está claro cuál es su origen, pero algunas fuentes afirman que esta hortaliza tiene su origen en Asia, incluso  existen escritos de que ya la cultivaban hebreos y egipcios. Pero no fue hasta el siglo XV cuando los españoles introdujeron la calabaza en Europa, y desde entonces se cultiva en los países de clima más cálido.

Clasificación:

Podemos clasificar la calabaza según en la época del año en la que se recolecta:

*Calabazas de verano: suelen ser especies de crecimiento rápido, de piel fina y suave. Lo ideal es consumirlas al poco tiempo de ser recolectadas, ya que no aguantan mucho tiempo almacenadas. Entre ellas se encuentran:

  • Calabaza de cuello torcido: color amarillo pálido y tienen numerosas excrecencias en la piel.
  • Calabaza verrugosa: tiene muchas verrugas en la piel. Se suele usar de forma decorativa.
  • Calabaza bonetera o pastelera: puede ser blanca, amarilla o verde y tiene forma de gorro aplanado.
  • Calabaza “delicata”: tiene forma alargada y puede ser verdosa o amarilla con rayas más claras.
  • Calabaza espagueti: tiene forma alargada, de sabor dulce y color amarillo pálido y su pulpa amarillenta. Posee una fibra que se deshace en forma de hilos, que recuerdan a los espaguetis.
  • Calabaza vinatera o del peregrino: tiene forma de botella, y antiguamente se usaba como recipiente para guardar el vino.

*Calabazas de invierno: suelen tener la corteza gruesa, basta y verrugosa. Se producen durante la época de otoño-invierno, y se destinan a la elaboración de tartas y recetas al horno. Entre ellas destacan:

  • Calabaza de cuello torcido de invierno: a diferencia de las de verano, éstas tienen la piel lisa y cubierta de tiras de color.
  • Calabaza bellota: como su nombre indica tiene forma de bellota, presenta piel verde oscura o blanca y su pulpa es de color amarillo.
  • Calabaza de cidra o almizclera: tiene forma de pera grande y su pulpa es amarilla.
  • Calabaza de cabello de ángel o calabaza confitera: con su pulpa se obtiene un dulce con la que se elabora todo tipo de productos de pastelería.

¿Qué nos aporta la calabaza?

  • Su componente principal es el agua, seguido de los hidratos de carbono los cuales están en bajas cantidades (un 5%), por lo que se trata de un alimento con escaso aporte calórico.
  • Contiene una media de 1’5 gr por cada 100gr comestibles de calabaza, de fibra soluble, por lo que mejora el tránsito intestinal y no sacia.
  • Rica en vitaminas:
  • Beta-carotenos: importantes para la visión, estado de la piel, cabello, mucosas y el buen funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Vitamina C y E: acción antioxidante.
  • También es rica en potasio, el cual es necesario para la transmisión del impulso nervioso y actividad muscular, entre otros.
  • El fósforo y magnesio también están presentes, y son importantes para nuestros huesos.

En conclusión, tenemos a nuestro alcance un alimento de temporada que puede ayudar a controlar nuestro peso, ya que apenas aporta unas 30 calorías por cada 100 gr, rica en fibra que nos ayudará a mejorar nuestro tránsito intestinal, rica en vitaminas que ayudan a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, degenerativas y cáncer. Además de tener efecto diurético y una función protectora de la mucosa del estómago, por lo cual se recomienda en casos de dolencias del estómago como la dispepsia y la pirosis.

Os animo a probarla en cremas, purés, bizcochos, magdalenas, rellena al horno, como acompañamiento de carnes y todo lo que se os ocurra. No te pierdas el próximo post de mi compañera Patricia Fernández García, pues en él podréis conocer distintas recetas cuyo principal ingrediente será la calabaza. ¡A los fogones!

 

 

Photo Credit: José Camba via Compfight cc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: