La semana pasada en Cocina Sana y Segura dedicamos un articulo al cáncer de mama y sus aspectos generales, pero en esta ocasión nos centraremos en la parte nutricional, sobretodo en como con ayuda de la alimentación podemos paliar los efectos de su tratamiento.

Lucha Rosa2_CSS

Aunque no es lo más frecuente, algunas personas enfermas de cáncer mantienen un estado nutritivo bueno durante su tratamiento y después de él, sin apenas efectos secundarios.  En las próximas líneas podréis ver ejemplos de recetas sencillas y ricas para los diferentes síntomas. ¿Listos?

¡Manos  a la obra!

¿Qué comer durante el tratamiento de cáncer de mama para sentirse mejor?

*Nauseas y vómitos: para evitarlos se suele recomendar evitar los lácteos enteros y las frutas ácidas. Además de seguir una dieta baja en grasas y de fácil digestión. Para cocinar es ideal utilizar condimentos como la canela, menta, hinojo, tomillo, albahaca, laurel y jengibre.

Ejemplo de menú:

  1.                       Tomates con mozzarella: tan sencillo como cortar en rodajas un tomate, y sobre cada rodaja ponemos una rodaja de mozzarella, aliñamos con un chorrito de aceite de oliva virgen y espolvoreamos una cucharadita de albahaca.
  2.                      Tortilla de bacalao: desmenuzamos 75 gr de bacalao desalado y lo reservamos. Mientras troceamos un pimiento verde y lo cocemos a fuego medio, luego añadimos el bacalao y espolvoreamos perejil. Batimos dos huevos y los añadimos a la sartén para terminar la tortilla.
  3.                     Zumo de pomelo: un pomelo, una cucharadita de jengibre recién rallado y medio vaso de agua sin gas. Lo batimos todo y ¡listo!

*Llagas en la boca: en estos casos es recomendable beber a pequeños sorbos todo el día, además de evitar alimentos secos y ácidos. Es importante incluir alimentos fáciles de ingerir y con alto valor energético.

Ejemplo de menú:

  1.                    Espárragos con mayonesa ligera o una crema de calabaza.
  2.                    Croquetas de queso.
  3.                    Requesón con miel.

*Alteraciones del gusto y olfato: es aconsejable cocinar con condimentos suaves, elegir pescados blancos por su sabor más suave y elegir preparaciones al vapor.

Ejemplo de menú:

  1.                  Ensaladilla rusa con mayonesa ligera.
  2.                  Pechuga de pollo con hinojo: cortamos en tiras una pechuga. Troceamos medio cogollo de hinojo y lo cocemos con un poco de aceite de oliva virgen en una sartén, salamos, añadimos un poco de agua y lo dejamos cocer unos 10 minutos. Retiramos el hinojo y ponemos en esa misma sartén la pechuga troceada, unas hojas de menta, una ramita de romero, y unas gotas de limón. Cocemos 10 minutos más y luego ya añadimos de nuevo el hinojo y un vaso de agua, cocer unos minutos y listo para servir.
  3.                 Melocotón en almíbar.

*Notar sabor metálico: es aconsejable comer con cubiertos de plástico y cocinar con utensilios de madera o plástico. En cuanto a alimentos elegiremos los de sabores fuertes como el jamón y el queso curado. Además ayuda realzar el sabor con salsas como la bechamel, mayonesa y la nata.

Un truquito para ayudar a suprimir este mal sabor es beber té de menta o con limón.

Ejemplo de menú:

  1.                   Ensalada con frutos secos y queso manchego.
  2.                   Gambas salteadas con ajo y perejil.
  3.                   Natillas

*Xerostomía (sequedad de boca): se recomienda tomar alimentos blandos o líquidos, beber constantemente agua y evitar los alimentos secos, aceitosos, fibrosos y espesos.

Ejemplo de menú:

  1.                  Sopa de pescado: cabeza de rape, cebolla, laurel, perejil, tomillo, ajo, azafrán, un tomate y almendras tostadas.
  2.                  Huevos revueltos.
  3.                  Macedonia de frutas.

*Diarrea: al perder tanto líquido, se debe beber entre 2 y 3 litros de agua, tomar alimentos templados y cocinados de forma sencilla como al vapor, hervidos y al horno.

Ejemplo de menú:

  1.                   Crema de calabacín con queso desnatado.
  2.                   Filete de lenguado al limón.
  3.                   Dulce de membrillo.

*Estreñimiento: en estos casos se recomienda tomar alimentos ricos en fibra como verduras, frutas y legumbres, además de beber unos dos litros de agua diarios y preparar las comidas al vapor, horno o plancha.

Ejemplo de menú:

  1.                   Ensalada de kiwi y aguacate: se necesitan hojas de lechuga, hojas de apio, un manojo de berros, un kiwi, medio aguacate, una cucharadita de perejil picado y medio pepino. Se cortan todos los ingredientes y se aliña con un poco de vinagre, sal y aceite de oliva virgen.
  2.                 Espaguetis de espinacas con nueces y albahaca.
  3.                 Porción de bizcocho integral casero: se necesita un yogur natural (lo tomaremos como medidor), 4 huevos, una medida de aceite de oliva virgen, otra medida de azúcar, 3 medidas de harina integral, un sobre de levadura y una cucharada de mantequilla. Batimos todos los ingredientes y cocemos en el horno a 180ºC  durante unos 35 minutos.

 

Estas son solo algunas sugerencias, se pueden adaptar a vuestros gustos y hábitos con ayuda de un Dietista-Nutricionista que sabrá exactamente cómo hacerlo de forma correcta.

Y recordad, la alimentación es nuestro mejor aliado.

 

Bibliografía:

Asociación Española Contra el Cáncer.

Manual para el paciente oncológico y su familia.  Egraf S.A. 2007

American Cancer Society

 

Photo Credit: Magalie L’Abbé via Compfight cc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: