¿Qué comen tus hij@s?

Hoy volvemos a reflexionar sobre la alimentación infantil, con la pregunta: ¿Qué comen tus hij@s?

boy-358296_1920

¿Qué comen tus hij@s?

Si analizas la alimentación de los niñ@s de hoy en día (da igual que sean hij@s, sobrin@s, vecin@s, alumn@s…) puedes comprobar que consumen muchos productos alimenticios envasados y en la mayoría de ocasiones, pocos alimentos frescos.

IMG_0392

Con los alarmantes datos de obesidad infantil que tenemos (más información aquí), la alimentación infantil es un tema del que todos debemos ocuparnos.

En la papelera de cualquier colegio e instituto, o en la de cualquier parque, suelen abundar los envases de este tipo de productos de la foto anterior ( www.sinazucar.org ).

Debemos mirad la lista de ingredientes de todos estos productos, para saber lo que estamos comprando y tomad consciencia de lo que comen los más pequeños.

Te invito a ver este vídeo:

(Hay un error: el aceite de palma sube el colesterol “malo” LDL, y baja el colesterol “bueno” HDL ).

¿Qué debes evitar en la alimentación infantil?

No se trata de prohibir todos los productos envasados, pero si saber lo que estás comprando, para que la industria y la publicidad no te vendan lo que quieran.

Si evitamos el exceso de azúcar y el aceite o grasa de palma, nuestra salud nos lo agradecerá.

Si tú no compras ni consumes este tipo de productos, tus hij@s seguirán tu ejemplo.

Entonces, ¿qué le doy de comer a mi hij@?

Muy sencilla la respuesta: comida de verdad, de la que no lleva etiquetas.

Podemos ofrecer fruta y/o frutos secos como tentempié saludable, cocinad arroces, legumbres, pescados, carne, huevos, pasta integral…

Implicad a l@s más pequeños en la cocina, es sano y divertido!

Ejemplo real:

Imagina la siguiente situación: hora de la merienda en un parque infantil cualquiera.

Una madre ofreciendo fruta a su hij@ que se ha llevado cortada y pelada en un recipiente de plástico. ¿Qué hacen las demás mamás? Le preguntan si es que no le da galletas, zumo envasado…

Lo “raro” debería ser dar ese tipo de productos envasados, que fuera sólo en ocasiones muy esporádicas. Lo “normal” debería ser ofrecer alimentos reales.

Tú como consumidor, padre, madre, abuel@, tí@, puedes contribuir a mejorar la alimentación de la población infantil. Y si, sí se puede conseguir. Tú debes dar ejemplo.

Cambios saludables:

Te propongo un cambio.

Y si ahora que viene el buen tiempo, cambias los lácteos y postres azucarados por helado casero ??

Aquí va una sugerencia (se puede hacer con la fruta que más nos guste o sólo con plátano y fresas).

 

A %d blogueros les gusta esto: