Ya estamos en Junio, y hoy te voy a recomendar un “truco” que nos facilita comer de forma más saludable. Eso sí, no esperes ninguna dieta milagrosa, ni algo que te ayude con la mal llamada operación bikini, porque si quieres poner tu salud en juego, yo no te voy a ayudar. De lo que quiero hablar es de hacer una compra saludable.

Si yo quiero comer de forma saludable, variada y controlar mi peso,  tengo que empezar por llenar el frigorífico y la despensa con alimentos que me ayuden con mis propósitos.

shopping-cart-1269166_1920

Compra saludable: ¿qué tenemos que tener en cuenta?

1.Planificar el menú semanal y así podremos hacer una lista de la compra que incluya lo que vamos a usar para cocinar. Nos evitamos imprevistos y compramos sólo lo que realmente necesitamos.

2. No ir a hacer la compra con hambre, es decir, procura ir con el estómago lleno para evitar “tentaciones”.

3. Elige muy bien dónde ir a comprar, ya que no es lo mismo ir a un supermercado que a una frutería. Piensa  que tipo de alimentos venden en cada sitio, y compra alimentos de verdad (no suelen llevar etiquetas), no productos alimenticios (con un listado de ingredientes largo).

supermarket-435452_1920 puesto fruta madrid
SUPERMERCADO FRUTERÍA

4. La mayor parte de lo que incluyas en tu  cesta deberían ser frutas y verduras de temporada.
En Junio las verduras de temporada son: ajo, brócoli, calabacín, calabaza, cebolla, espinaca, judías, lechuga, nabo, pepino, pimiento, puerro, remolacha, repollo, rábano, tomate, zanahoria. Las frutas de este mes son: aguacate, albaricoque, breva, cereza, ciruela, frambuesa, fresa, melocotón, melón, nectarina, níspero, pera, plátano, sandía.

5. Aprovecha las diferentes estaciones del año para variar los menús. Por ejemplo, ahora en época de más calor optar por ensaladas de pasta, de legumbres, de arroz, de cus-cús, cremas frías de puerros, gazpacho andaluz, gazpacho de remolacha…

Muchas personas se quejan de falta de tiempo para realizar la compra, para cocinar… pero realmente merece la pena dedicar unos minutos a la semana a esta cuestión, porque al final repercute en nuestra salud, en nuestro bienestar y en nuestro bolsillo.

¿Y tú cómo te organizas?

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: