El pasado sábado se celebraron en Villajoyosa las III Jornadas de dietética sin patrocinadores.

¿Qué no sabes qué es Dietética Sin Patrocinadores (a partir de ahora DSP)?

Pues lo explican muy bien en su web : “Somos un grupo formado por Dietistas-Nutricionistas y afines, que se ha juntado debido a una simple premisa: La nutrición debe de ser conocida por el público y los profesionales con información actualizada y, sobre todo, sin influencia alguna por parte de la Industria Alimentaria.”

Además ahora es oficialmente asociación científica y eso mola 😉

IMG_20160508_112121

 

Y ¿Cómo es un día en las Jornadas de DSP?

Pues muuuuy intensas. Este año tuve suerte, se celebraron prácticamente al lado de Biar (de donde soy). Apenas 1 hora en coche que, comparado con los casi 400Km que tuve que hacer el año pasado para ir a las que se celebraron en Madrid, se puede decir que estaban a tiro de piedra.

En fin, las 8:45 de la mañana y allí estábamos, la gente iba llegando poco a poco, puntuales, con ojeras pero con una sonrisa de oreja a oreja. Saludabas a conocidos, desvirtualizabas a la gente que hasta ese momento conocías solo a través de las redes sociales y conocías a otros tantos con los que jamás habías coincidido, pero con los que algo tenías en común, somos DSP. Había tantas ganas de empezar que incluso formamos un poco de colapso al entrar.

Tras las acreditaciones y coger buen sitio empezaron las ponencias.

Empezó Luis Cabañas, rompiendo el hielo con “Menos lobbies, caperucita”. Nos habló del TTIP (Tratado Transatlántico de Comercio de Inversiones) y de sus desventajas (las ventajas las sabemos todos porque es lo que nos cuentan los políticos). Fue un tema del que mucha gente no había oído hablar, de modo que valió la pena con tal de hacer reflexionar a los asistentes con algo que directa e indirectamente afecta, y mucho, a la alimentación. Aplauso, termina la primera ponencia con un Luka que se estrenó como ponente en DSP con notaza 🙂

Seguía Fernando Mata: “Mirando al futuro de la nutrición deportiva”. Aquí tuve que esforzarme por seguir la ponencia sin perderme, lo confieso. Nutrición deportiva no es mi tema preferido ni el que más controlo, pero me gustó. Eso sí, mucha información, a mucha velocidad y con muchos datos y estudios. Menos mal que Fernando se explicó genial y al final  hasta me quedé con ganas de más.

Tercera ponencia, no hacen falta presentaciones: Aitor Sánchez con “Campo de nabos”. Él puede hablar de lo que quiera, tiene ese don que hace falta cuando alguien se dedica a la divulgación. No basta con saber y contarlo, hay que saber contarlo y él es el mejor en esto. No habló de nutrición, ni de educación alimentaria, ni de etiquetado, no. Habló de algo que a veces se nos escapa, no nos damos cuenta y acabamos normalizando en nuestra sociedad: el entorno machista que nos rodea. Las grandes esferas las componen mayoritariamente hombres, en las mismas jornadas sólo había 3 ponentes mujeres (Lucía Redondo, Lucía Martínez y Bárbara Sánchez).  Nos habló de las presiones que sufrimos por los modelos de belleza a imitar, estamos dando a los niños proyecciones de sí mismos para jugar que no son saludables (sobre todo para ellas).  ¿Hasta qué punto los nutricionistas contribuimos a perpetuar esto desde la consulta?. Reflexión.

Nos dejó con una frase de Eduardo Galeano: “El machismo reduce la humanidad a la mitad”.

Llegó el turno de 2 cracks, Lucía Martínez y Carlos Martín con “Redes sociales en nutrición”. Nuestro gremio si por algo se caracteriza es por lo que nos movemos en redes sociales, será cosa del instinto de supervivencia. Ellos son un ejemplo de las cosas bien hechas en este campo. Nos dejaron 2 cosas muy claras: Carlos nos confesó que los manuales no siempre sirven y Lucía que los “me gusta” y los “compartidos” no se piden, se ganan.  ¡Ahí lo dejo!

¡¡¡Descanso y tentempié!!! Aquí lo típico, unos donuts, unos zumos, cruasanes, chocolatinas, etc. ¿Cómo? ¿Te lo has creído? Por Dios! Que estamos hablando de DSP! Obviamente tuvimos un healthy break: plátanos, nísperos y un variadito de frutos secos. ¡Así sí que se reponen fuerzas con ganas para continuar!

Volvemos a la marcha con Antonio Ballesteros: “Si no lo cuentas, no existe”. Muy buena ponencia en la que Antonio nos hablaba, desde una perspectiva personal cómo perseguir nuestros sueños. Sobre todo, no tenemos que vender nuestra esencia, eso es importantísimo en un buen proyecto. Y nos reveló la fórmula del valor de las personas que es la suma de nuestros conocimientos y habilidades multiplicado por la actitud. La actitud multiplica, siempre.

Ponencia 6, una de las más esperadas para mí, de Lucia Redondo y Jesús Sanchís: “Alimenta tus bacterias, ¿cómo y con qué?”. Sencillamente son un tándem perfecto. Sería imposible resumir en estas pocas líneas todo lo que aportaron en apenas media hora de ponencia. Nos hablaron de nuestra microbiota y de cómo le afectan las distintas fibras fermentables (tanto para bien como para mal). ¡Cracks al cuadrado!

Ponencia 7, Bárbara Sánchez y Juan Sánchez: “Ventajas del tratamiento interdisciplinar: Dieta y entrenamiento”. Nos contaron la importancia del tratamiento interdisciplinar (que no el multidisciplinar) en el abordaje del paciente. Desde luego que es un modelo a seguir, es el “top” de los tratamientos. Lógicamente se multiplican las probabilidades de éxito, se mejora la adherencia del paciente porque la calidad del servicio es mucho más completa.

¡A comer! El hambre apretaba y algunos fuimos preparados, con tupper en mano nos fuimos a buscar alguna playa cercana para recargar las pilas. ¡Y la encontramos! Fue fácil teniendo en cuenta la ubicación del hotel. Claro que, nos quedamos en la entrada porque las exigencias para entrar eran…ejem…entrar como nuestra madre nos trajo al mundo. Así que nos quedamos en la orillita para no molestar demasiado a los turistas que estaban por allí sintetizando vitamina D a manta!

A la vuelta de la comida llegó el turno de Jordi Siscar con “Colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. Las 7 pautas de Jordi Paleo”. Un ingeniero paleo en una ponencia de DSP que empieza repartiendo apio por toda sala, esto promete. Como bien dijo él al principio y viniéndome a la cabeza la famosa frase de Francisco Umbral “Yo vengo a hablar de mi libro” eso es lo que hizo. Nos contó las 7 pautas que él pone en práctica para mejorar los síntomas de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Valiente aportación aunque tuvo sus críticas en el turno de preguntas.

Ponencia 9: Alex Oncina, Rubén Murcia y Carlos Ríos con “La batalla de las dietas: ¿cuál es la mejor?”. Esto fue tremendo, batalla de nutrigladiadores. Alex defenfiendo la dieta mediterránea, Rubén la low fat y Carlos la low carb. A ver, Alex jugó sus cartas muy bien, tenía las de ganar y encima tiró de hemeroteca y con eso hizo un jaque mate a sus 2 oponentes que en twitter ya habían declarado los beneficios de la mediterránea. Rubén se tambaleó bastante basando sus racionamientos en algunos estudios que provocaron incluso risas entre los asistentes, definitivamente se le fue de las manos (Rubén, desde el cariño). Y Carlos no lo tuvo tan mal como Rubén, pero yo, como Alex, nací en el mediterráneo!

De todas formas, todos acabaron con una conclusión: sigas la dieta que sigas “Eat real food”.

Y la última pero no por ello la menos importante: “Dieta paleolítica desde una perspectiva científica”  de Marcos Vázquez. Aunque yo personalmente no comparto demasiado este tipo de dieta en su conjunto, sí que tiene muchos aspectos que la hacen muy válida. Al final, los macros no son tan importantes y de lo que hay que hablar es de alimentos.

Y nos dejó una frase que también me parece muy interesante: el futuro de la alimentación depende de nuestro pasado.

Terminadas las ponencias, se realizaron las mesas redondas donde todos pusimos en común conclusiones de los diferentes temas debatidos.

Asamblea DSP

Por último se realizó la primera asamblea de DSP como asociación científica, así que pronto podremos ser socios 🙂

La cena fue en el restaurante Buffet Colonial, que por lo que se comentaba, el año pasado se pasó tanta hambre en Madrid (no soy testigo, puesto que en Madrid no me quedé a la cena), que este año la cosa iba de buffet libre. No sé si hay fotos, pero allí muchos se pusieron las botas 😉

A la fiesta ya no me quedé, too much for me que me quedaba aún un ratito en coche de vuelta a casa, pero ¡me quedé con las ganas!

Desde aquí dar la enhorabuena a los organizadores, hay un gran equipo detrás de todo esto. Gente que se lo curra mucho para que 1 vez al año nos podamos juntar nutricionistas de toda España a hablar simplemente de lo que más nos gusta: la nutrición. ¡GRACIAS!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: