Con la vuelta al cole, las rutinas ya se establecen al 100% y uno de los quebraderos de cabeza más comunes de las madres y padres es la preparación de desayunos y meriendas. Y si además, quieres que la alimentación de tus hijos sea saludable, puede ser que pases más tiempo preparando y planificándolo todo. Por ello hoy te traigo ejemplos de desayunos y meriendas saludables para que puedas organizar toda la semana.

desayunos y meriendas saludables CSS

Interés por la alimentación saludable

Supongo que si estás leyendo esta entrada, te preocupas por la alimentación de tus hijos, familiares o por la tuya propia. !Así que bienvenido! Espero que este post sea de tu interés y que te aporte ideas fáciles para poder aplicar en tu día a día.

A veces creemos que para llevar a cabo una alimentación saludable necesitamos miles de ingredientes diferentes, raros, caros,… ¡Pero nada más lejos de la realidad!

Para hacer estos desayunos y  meriendas saludables que te propongo, necesitas los siguientes alimentos:

–          Lácteos (leche, queso, yogur, requesón,…)

–          Bebidas vegetales (la que quieras, la que más te guste,…)

–          Fruta de temporada y variada

–          Hortalizas de temporada y variadas

–          Frutos secos y fruta seca

–          Cacao puro, semillas,…

Me gustaría que te plantearas la siguiente situación:

“Acabas de llegar a casa, después de comprar TODOS estos ingredientes propuestos, pero tu cocina ya está llena de otros, está llena de alimentos NO SALUDABLES. Puede ser que  tengas la sensación de que hay demasiadas cosas, de que no las vas a terminar, de que van a caducar, etc. ¡Y tienes toda la razón! ¡Hay demasiada comida!”

¿Entonces, qué puedes hacer?

Se trata de cambiar todos los alimentos no saludables (galletas, cereales azucarados del desayuno, batidos de chocolate azucarados, zumos industriales, pastas, bizcochos, embutidos, nocillas, nutellas, colacao, nesquick , magdalenas, preparados de fruta industriales, donuts, bollycaos ….) por los alimentos saludables de la lista que te he propuesto.

Si los alimentos no saludables no están al alcance, (ni a tu alcance ni al de tu familia), tendréis que buscar las opciones saludables.

fruto seco

Hablando de hábitos…

Al principio cuesta, ya que es romper un hábito establecido durante muchos años, la mayoría de las veces. Pero no es imposible! Cada vez hay más gente que se anima a cambiar sus hábitos y una de las cosas más importantes es empezar por los alimentos que tienes en casa.

Deshacerte de lo que NO necesitas para poder tener únicamente lo que sí”.

Es complicado luchar contra el ambiente obesogénico que tenemos actualmente. Pero si en casa tienes este tema resuelto, eso que ganáis todos.

También creo que a veces nos complicamos demasiado pensando en hacer cosas diferentes y al final, si piensas en lo que comías cuando eras pequeño, o en lo que comían tus padres, en la mayoría de los casos, sería mucho más sencillo. ¡Pan con aceite y chocolate! ¿Qué rico, no? El pan, si es integral, mejor y el chocolate, si tiene más de un 70-80% de cacao también mejor. Y a esto se acostumbran rápido.

En esta otra entrada encontrarás más ejemplos.

Implicación:

Es muy importante que TODA la familia se implique en estos cambios de hábitos. Que a los adultos se os vea contentos y motivados. No sería “juego limpio” tener un cajón secreto con todo lo “prohibido” y comerlo cuando los niños no lo vean. El ejemplo, igual que en todos los aspectos de la vida, es lo más importante. En este caso, los desayunos y meriendas saludables, habría que aplicarlos a toda la familia y todos los días.

En la escuela:

Como Dietista-Nutricionista, te recomiendo que si tu hijo/a come en la escuela y/o desayuna o merienda también, mires el menú y sus opciones y te impliques. Al final, tú estás pagando no sólo para que coma, si no para que coma saludable y el menú esté adaptado a las recomendaciones de alimentación saludable. Que el menú esté firmado, elaborado y/o supervisado por un Dietista-Nutricionista debería ser sinónimo de menú saludable.

También creo que es importante que la misma escuela motive y proponga que todos los niños lleven un desayuno saludable o al menos evitar la bollería industrial. Hay muchas escuelas que tienen “el día de la fruta” y el resto de días deben llevar bocadillos. Por algo se empieza…

¿Has oído hablar del desayuno ideal?

desayuno

Y ya que estamos hablando de desayunos y meriendas, te contaré que NO EXISTE el desayuno ideal formado por: lácteo + cereal + fruta. ¿Verdad que lo habías escuchado?

Siento decirte que no tiene ningún sentido (así tal cuál, sin más información) y que la industria alimentaria nos ha hecho creer a todos que ese era el desayuno ideal y nos lo hemos creído. Profesionales sanitarios incluidos y muchos de ellos siguen pautándolo y recomendándolo. ¡Huye de ellos!

Aquí un ejemplo: ¿Qué opción de desayuno crees que es mejor?

a) Zumo de naranja natural + pan blanco con queso

b) Tostada de pan integral con compota de manzana natural y 4 nueces

Si te fijas, el desayuno “a” cumple la norma de desayuno ideal (cereal, fruta y lácteo). La opción “b” no cumple esa norma y curiosamente ésta es la más saludable. La fruta en zumo no es la opción más acertada y el pan blanco tampoco.

¿Por qué no puedo tomar frutos secos en el desayuno, ya no sería un desayuno ideal? ¿Si no me gustan los lácteos o soy alérgico a la proteína de la leche de vaca, mi desayuno tampoco lo sería?

Pregúntate siempre si lo que estás escuchando, si lo que te están diciendo tiene lógica o no. Incluso si te lo dice un profesional de la salud con bata blanca. Incluso si te lo decimos nosotras o te lo digo yo 😉

Ahora que ya tienes más información, me gustaría que me contaras lo que piensas. ¿Tiene lógica lo que cuento en este post? ¿Qué información te han dado los profesionales de la salud? ¿Qué información recibes a través de los medios de comunicación?

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: