Ya que muchos nos planteamos nuevos retos y cambios con el nuevo año, qué mejor forma de mejorar la alimentación descubriendo nuevos sabores. Hoy os presento una legumbre aún poco conocida por muchos, pero cada vez más frecuente en el mercado. Se trata de la judía azuki, también llamada soja roja o adzuki.azuki-cocinasanaysegura

Es una legumbre cultivada en el extremo Oriente y en el Himalaya, de color granatoso (aunque puede ser también blanca o negra) y con una franja blanca en un lado que le da ese toque distintivo característico. Tiene un sabor más bien dulce, por lo que en algunas culturas se utiliza mucho en repostería.

Si la comparamos con otras legumbres como las alubias blancas, las lentejas o los garbanzos, las judías azuki son de las que mayor proporción de hidratos de carbono aportan llegando hasta 80 gramos por cada 100g (peso en cocido). Como la gran mayoría de legumbres, también tiene una baja carga glucémica, es baja en grasas, rica en fibra y con elevado poder saciante, por lo que puede ser introducida en su justa medida en cualquier dieta de adelgazamiento, e incluso es perfecta para asegurar el aporte de hidratos de carbono en la dieta de un deportista (y así variamos un poco, para no estar siempre con el arroz, pasta, pan…).

En cuanto a minerales y vitaminas, son una buena fuente de vitamina A, ácido fólico, zinc y magnesio. Además, contiene ciertas sustancias interesantes desde el punto de vista biológico, como los polifenoles y los péptidos bioactivos, que parece ser que podrían tener efectos beneficiosos para la salud. Uno de los estudios realizados con esta legumbre (concretamente con su extracto concentrado) mostró que sus polifenoles pueden reducir los niveles de triglicéridos y la inflamación. Otro estudio concluyó que sus péptidos tienen propiedades hipertensivas, reducen la formación de radicales libres y poseen capacidad para quelar ciertos iones metálicos. No obstante, aun serían necesarios más estudios en humanos para poder sacar una conclusión más firme sobre estas propiedades, aunque sí está claro que los polifenoles y sustancias bioactivas de las plantas y vegetales parecen tener un papel fundamental para la salud.

Así pues, pon un poco de variedad en tu mesa en este 2016, aumenta el consumo de legumbres (que son muy sabrosas y nos dan una amplia gama de sabores, texturas y recetas) y descubre nuevos sabores como el de las judías azuki. Y para terminar, por si no sabes cómo cocinarlas, te dejo un par de enlaces de recetas riquísimas y fáciles de elaborar.

Fuentes utilizadas: NutritionData

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: