Finales de septiembre y ya tenemos una rutina poco más o menos establecida. Siguiendo el hilo del artículo del pasado martes sobre la nevera y los alimentos saludables, hoy te explico lo que no te puede faltar en la despensa de tu cocina para rodearte de cosas saludables.

despensa

Hace unos meses Yolanda Anfrons de Con ese de salud me dijo a modo de contestación a un comentario de unos alumnos que tuve sobre que ella tenía mucho tiempo para preparar los desayunos a su hija que para tener una alimentación saludable hay que rodearse de alimentos saludables.

Esta es mi propuesta para tu despensa

Aceite de oliva virgen extra.

En aceite de oliva es esencial de la dieta mediterránea. Aporta sabor a los platos además de ser saludable. Normalmente no restrinjo este producto a los pacientes, lo que sí recomiendo es que no aprovechen el aceite que queda en los platos como ensaladas o guisados para mojar con pan.

Conservas.

Tanto las vegetales como las de pescado pueden ser una buena opción para aquellos días que no tienes tiempo para prepararte un plato saludable. Pueden ser conservas de legumbres, de tomate, espárragos,… o de pescado. Cuidado con varias cosas. Entre ellas si llevan azúcar añadido (es muy normal encontrar azúcar en las latas de tomate), excesiva cantidad de sal (ten en cuenta que podemos tomar hasta 5 g al día de sal añadida a los alimentos), la cantidad de aceite de las conservas, sobre todo de pescado (así que puedes escurrirlas bien y listo).

Legumbres.

Las legumbres las puedes encontrar en el mercado de diferente manera. En legumbre de toda la vida, en copos o en forma de pasta. Ten en cuenta que si tienes problemas gastrointestinales y no puedes tomar mucha legumbre lo mejor es remojarla en agua caliente durante mínimo 12 horas, con lo que no te servirían bien los copos o la pasta de legumbres.

Los copos y la pasta se preparan rápidamente, necesitan unos 10 y 3 minutos respectivamente como mucho para cocinarlos.

En forma de pasta es ideal para niños y con los copos se pueden hacer unas hamburguesas relativamente rápido.

Cereales y pseudocereales.

Cuando vayas a comprar pasta mejor que sea integral y tienes que fijarte en la etiqueta, ya que en los ingredientes indica si es integral de verdad o con añadido de salvado de trigo. Para que sea integral de verdad la harina de trigo tiene que ir acompañada de integral.

En cuanto al arroz también mejor integral. Ten en cuenta que algunas marcas de arroz se cuecen demasiado rápido (25 minutos), sospecha que sea semiintegral. Un arroz integral tarda en cocinarse unos 40-45 minutos, algo menos si lo pones anteriormente en remojo.

También puedes tener en la despensa sémola de cous-cous (también puedes encontrar normal, semintegral e integral, mejor ten en casa de forma integral), mijo, trigo sarraceno o quinoa.

La avena la puedes comprar en copos o en forma de harina y con ella preparar algún postre o desayunos. Si es en forma de harina fíjate como la compras, porque también la puedes encontrar de forma semi o integral.

Cacao.

Si eres golosa y te gusta mucho el chocolate puedes prepararte para desayunar un vaso con cacao sin azúcar o tomar una onza de chocolate con un porcentaje mínimo del 85%.

Vinagre, especias y hierbas aromáticas.

Con estos ingredientes podrás darle un toque especial a muchos platos que no tienen mucho sabor. Por ejemplo a una pechuga a la plancha o a un salteado de verduras.

Frutos secos.

Tener en la despensa frutos secos naturales o tostados sin sal es una opción, salvo en el caso de tener alergia a este tipo de alimentos. Puedes añadirlos a la ensalada, a las cremas de verduras, tomarlos como tentempié, solos o con fruta o yogur.

Eso sí, un puñadito al día que no significa la mano entera.

Frutas, verduras y tubérculos.

Algunas frutas y verduras que no deben almacenarse en la nevera (limones, cebollas, tomates,…)

Tubérculos como patatas o boniatos. La única manera no recomendada de tomarlos es fritos.

¿Cuáles son los alimentos que tienes tu siempre en tu despensa y no pueden faltar? Yo puedo decir que repaso la lista y tengo de todo, menos cebollas que me quedé sin ellas, así que ahora me toca salir a comprar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: