Siguiendo con nuestra serie de posts “destape” para desmentir los efectos comerciales beneficiosos de algunas de las dietas milagro más conocidos, hoy toca hablar de la gran Dieta del jarabe de arce.jarabe_cocinasanaysegura

Consiste en consumir únicamente una limonada caliente endulzada con sirope de savia, una sustancia semejante a la miel. Este jarabe se fabrica a partir de la savia de un árbol denominado arce azucarero, arce rojo arce negro. El original proviene de Canadá y EEUU, y se utiliza como homólogo de la miel para endulzar todo tipo de alimentos.

¿En qué consiste esta dieta?

Hay diferentes versiones, aunque la clásica dura 10 días y se divide en tres partes. En una primera, de tres días, se propone ingerir solamente jarabe de arce diluido en agua con limón, seguidos de cuatro días de dieta vegetariana y por último, tres días idénticos a los primeros.

Tal y como os imagináis, los 6 días solo a base de jarabe de arce tienen un aporte energético bajísimo. Solo se recibe un único nutriente: AZÚCAR. Concretamente, este azúcar es prácticamente sacarosa, o sea el azúcar de mesa de toda la vida. ¿A que no se os ocurriría estar 6 días a base de agua con azúcar blanco para adelgazar? Pues es exactamente lo mismo.

Además, el jarabe de arce que encontramos en la mayoría de establecimientos no nos aporta ni un solo componente nutritivo esencial, como son las vitaminas y minerales, los aminoácidos, la fibra o los ácidos grasos esenciales.

No me extraña que se baje peso, pero a qué precio! Y en realidad, el peso no es solo una cifra en la báscula, sino que hay que considerar qué es lo que se está perdiendo durante el adelgazamiento. El objetivo es buscar que la pérdida sea a base de grasa corporal. Con este mejunje posiblemente perderás otras cosas, como glucógeno, agua o masa muscular.

Los días intermedios de dieta vegetariana son perfectamente válidos y saludables, aunque recordad que una dieta vegetariana puede ser también NO saludable, si no está bien pautada (ejemplo: la bollería sin huevos, ni leche también es bollería y los alimentos procesados vegetarianos de igual modo tampoco son adecuados).

Y digo yo…Si te cosen los labios también podrías adelgazar…. ¿no?

En realidad no solo se le atribuye el efecto “adelgazante” sino que para darle un toque más rentable, se le atribuyen propiedades valiosísimas como curativo de todo tipo de dolencias. Esto es quizá por la pequeña fracción de polifenoles, antioxidantes y algunas enzimas que contiene (solo el original artesano canadiense, no el baratito del herbolario de la esquina). Y quisiera destacar que NO hay evidencia científica suficiente que lo demuestre, y de haber algo, no sé hasta qué punto vale la pena realizar ese enorme sacrificio dejando de comer durante 6 días, cuando se pueden obtener las mismas sustancias comiendo frutas, hortalizas, verduras o frutos secos.

Con una buena alimentación, asesorada por un buen Dietista-Nutricionista, es perfectamente posible llegar al peso deseado.

El ser humano, en ocasiones busca el camino complejo al creer que ese es el mejor debido a su complejidad. Aunque a veces, existen alternativas mucho más sencillas que se desestiman por carecer de teorías complicadas. Y de esto es un buen ejemplo la alimentación, en la que muchos buscan la dieta/método más “extravagante”, fácil y rápido, cuando en realidad comiendo de forma correcta llegarían al peso y aprenderían a mantenerlo de por vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: