Hace unas semanas escribí un artículo sobre lo que comen los adolescentes en los institutos, hoy voy a traer una noticia a Cocina sana y segura que he visto en las redes sociales y que sería interesante implantar en nuestro país.

Sabemos que tenemos cada vez más alimentos muy procesados, con gran cantidad de azúcares, sal y grasas nada beneficiosas. También sabemos que los niños y adolescentes comen cada vez peor con las consecuencias del aumento de la obesidad en estos grupos de edad.

ejemplo a seguir_Cocina sana y segura

¿Se pueden hacer cosas para evitar esto o al menos para mejorarlo?

Si se tomaran en cuenta de verdad todos estos problemas y el Ministerio de Sanidad cogiera las riendas a este problema que parece que se encuentra desbocado, otro gallo nos cantaría.

La verdad es que hay ejemplos fantásticos de cómo hacer un poquito mejor las cosas. Desde luego que siempre todo es mejorable, aunque este ejemplo creo que nos puede hacer brillar los ojos a más de uno y de una, sobre todo los que nos dedicamos al gremio de la Salud, sobre todo a dietistas-nutricionistas.

Hace un año que en Uruguay tienen una ley por el Ministerio de Salud pública en la que se controlan los alimentos que se sirven a niños y adolescentes en los colegios e institutos. Yo me enteré hace unos días de esto y es llamativo como los medios de comunicación apenas le dieron bombo al asunto en cuestión y más aun sabiendo lo que se nos viene encima.

¿De qué trata esta ley?

Se trata de un documento de apenas 3 páginas, donde en tan poco espacio dice mucho, sobre todo las y los dietistas-nutricionistas lo entenderán así.

La finalidad de la ley es proteger la salud infantil y adolescente “a través de la promoción de hábitos alimenticios saludables en el ámbito educativo como forma de contribuir, actuando sobre este factor de riesgo, en la prevención del sobrepeso y la obesidad, hipertensión arterial y así en las enfermedades crónicas no trasmisibles vinculadas a los mismos.”

En su 2º artículo indica los objetivos de la ley entre los que se encuentran:

  • ejecutar acciones que mejoren el estado nutricional de niñ@s y adolescentes que acudan a colegios e institutos,
  • promover hábitos alimentarios saludables en toda la población, siendo la infancia el punto de partida,
  • favorecer que los alumnos tengan la posibilidad de incorporar hábitos alimentarios, alimentos y bebidas nutritivamente adecuados,
  • incorporar a los hábitos alimentarios alimentos y bebidas aptos para celíacos y diabéticos, y
  • promover que la oferta de alimentos y bebidas en cantinas, quioscos y locales ubicados en el interior de los locales educativos se adecuen al listado establecido en el artículo 3º de la ley.

¿A qué se refiere el artículo 3º de la ley?

El artículo 3º de la ley se refiere a que el Ministerio de Salud Pública elabora un listado con los grupos de alimentos y bebidas nutritivamente adecuados, los cuales presentarán la información destinada a toda la población escolar (incluidos padres, docentes,…). También se establecen unas recomendaciones para mantener una alimentación saludable, haciendo promoción y prevención.

Por otro lado, el Ministerio de Educación y Cultura incluye en el sistema educativo, los hábitos alimenticios saludables, estimulando el consumo de agua potable y la realización de actividades físicas contrarias al sedentarismo.

Y todavía hay más.

Además de todas estas acciones el Ministerio de Salud Pública realiza campañas de información con el fin de:

  • Educar a la población general en el conocimiento de las enfermedades crónicas no trasmisibles y sus factores de riesgo.
  • Promocionar los hábitos de vida saludable dentro de los que la dieta sana tiene un rol fundamental.
  • Orientar y asesorar adecuadamente a las empresas industriales elaboradoras de alimentos en el desarrollo de productos hacia un perfil nutricional adecuado según los grupos de alimentos.

¿Podría nuestro gobierno poner en práctica una ley parecida?

Por supuesto que podría. Lo que no está claro es que quieren realmente o si hay empresas detrás para que esto no ocurra.

Sabemos que continuamente se crean productos (y entre ellos alimentos) solo para el consumo, para crear consumidores adictos a productos solo por consumir y así las empresas que los fabrican o crean obtengan más ingresos.

Por ahora se están haciendo por zonas o municipios acciones que llevan o pretenden llevar a que los niños y adolescentes tengan una alimentación saludable. Yo participo en una de ellas y me encanta. Lo ideal sería que todo esto lo orquestara el Ministerio de Salud Pública para que sea de manera equitativa en toda la población, que los contenidos que se dieran en las campañas tuvieran en cuenta diferentes opiniones y/o expertos en distintos ámbitos, como pueden ser los educadores, médicos, servicios sociales, dietistas-nutricionistas, pedagogos, psicólogos,…


Creo que sería interesante comenzar con importar esta idea del “otro lado del charco” y de ahí trabajar mucho para que los mayores del futuro tengan menos enfermedades y necesiten menos medicación y tratamientos que los mayores del presente.

Fuente: http://es.consumersinternational.org/media/1405496/ley_alimentaci%C3%B3n-uruguay-19140.pdf

Imagen: woodleywonderworks via Compfight cc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: