¡Enróscate!, El Orígen Roscón de Reyes

Miramos atrás y ya han pasado los días grandes de las navidades, pero aún queda un día muy especial. El día de Reyes. Hoy día 5 de enero, las casas se llenan de regalos; se celebra con la familia y durante la celebración aparece el famoso Roscón de Reyes. ¿Por qué lo comemos? ¿Por qué hay una haba y una figurita? ¿Sabéis alguna receta para hacerlo vosotros? En el post de hoy os damos las respuestas.

reyes-magos-500x330

El origen

Debemos viajar hasta las festividades romanas; para indagar sobre los orígenes del Roscón de Reyes. Eran unas fiestas que el pueblo romano celebraba, con el fin de que pudieran disfrutar de días más largos tras el solsticio de invierno.

saturnales

Por aquel entonces lo común era la celebración de unas tortas redondas, que se elaboraban con deliciosos higos, dátiles y miel.  Una de las más habituales era una torta o Roscón (llamado en Francia gâteau de la fève, donde se hizo muy popular) que contenía una haba en su interior.

No en todos los lugares se mantuvo la costumbre de comer este postre, aunque sí quedó bastante arraigada en Francia. Desde entonces, el consumo del roscón de reyes por estas fechas se fue extendiendo y haciéndose cada vez más popular, hasta que el rey Felipe V importó a España la tradición francesa. El momento en el que se comenzó a introducir el haba seca empezó la tradición de que, a quien le tocara, era nombrado rey de reyes durante un periodo de tiempo corto.

Durante un tiempo, la costumbre de introducir un haba desapareció, volviendo a reaparecer a mediados del siglo XIX, siendo escogida la tradicional fecha del día de Reyes para ser degustado y creando alrededor de este riquísimo dulce toda una parafernalia en la que el afortunado al que le salía la figurita era coronado como el ‘rey de la fiesta’ y al que le salía el haba debía pagar el postre, a la vez de ser nombrado por todos como el ‘tonto del haba’ creando el origen del famoso insulto ‘tontolaba’.

Así que ya sabéis, a quien le toque el haba a pagar el Roscón!

La Receta

Os traigo también… No! no me he olvidado! Un Roscón diferente y para todos los públicos! Ya sabéis que hay opciones más saludables siempre! Os traigo un Roscón de Espelta, espero que os guste!

ROSCÓN DE ESPELTA

– 100 gr. de harina integral de espelta.

75 gr. de harina de avena.

25 gr. de germen de trigo.

6 claras de huevo.

Dos yogures desnatados naturales.

Un poco de leche de avena.

Dos cucharadas de bicarbonato sódico (o de levadura)

Esencia de vainilla.

Edulcorante al gusto.

Para la crema:

– 350 ml. de leche desnatada.

– 2 yemas de huevo

– Esencia de vainilla.

– Dos cucharadas de harina de avena.

– Edulcorante líquido al gusto.

Para la cobertura:

Piña troceada.

– Nueces

– Almendras en polvo.

 

Elaboración

Prepara la masa mezclando las harinas con el germen de trigo, añade las claras de huevo y el yogur y remueve hasta conseguir una masa de textura uniforme.

Agrega un poco de leche, la vainilla y el edulcorante. Por último, y una vez que te convenza el sabor de la masa, añade el bicarbonato o la levadura (recomendable hacerlo justo antes de meter en el horno).

Vierte en un molde de rosco con las nueces y la piña, hornea durante 30-40 minutos a 180º.

Una vez que enfríe, corta por la mitad y rellena con la crema, añade el haba y el rey mago (siempre cubiertos con papel de plata o film para que se distingan y prevenir posibles accidentes.

Una vez listo, espolvorea con almendra en polvo.

Para hacer la crema, disuelve la harina de avena en un poco de leche, por un lado.

Por otro, bate las yemas junto al resto de leche y vierte ambos preparados en un cazo para cocer a fuego medio.

Añade la vainilla y el edulcorante y remueve hasta que espese.

Dejar enfriar y rellena el roscón.

¡Hasta Pronto!

A %d blogueros les gusta esto: