En el post de hoy te presentamos algunas ideas para salir de tu rutina patatera… ¿Por qué cocinarlas siempre de la misma forma? Esperemos que os gusten y que las pongáis en práctica!patatas_CSS

Tortitas de patata:

  • 500 g Patata (escoge una variedad que sea harinosa)
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas soperas colmadas de harina
  • 1-2 pellizcos de sal
  • 2-3 cucharada soperas de aceite de oliva virgen

Pela y lava las patatas. Rállalas en tiras bien finas (con rallador). Bate los huevos, añade la sal y la harina, y mézclalo todo con la patata rallada. Prepara una sartén antiadherente. Coge 2-3 cucharadas de la masa para tortitas y haz una bola. Luego úntala con un poco de aceite, ponla en la sartén y aplánala con una cuchara o espumadera hasta que quede el grosor de la tortita. Dora cada tortita entre 3-4 minutos por cada lado, a fuego medio. ¡Y listo!

Puré de patata con sabor a…:

Esta receta es muy fácil y rápida, pero te da tanto juego como especias o condimentos quieras usar. Tan solo tienes que hervir la patata, triturarla y añadir el toque de sabor que más te guste (ajo picado, pimentón dulce o picante, orégano, tomillo, trocitos de cebollino…).

  • 400 g Patata (harinosa)
  • 2-3 dientes de ajo medianos
  • Pimienta negra
  • 1-2 pellizcos de sal
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • Especias y condimentos que más te gusten

Patatas estilo Hasselback con finas hiervas:

Esta receta también es muy sencilla y sabrosa. Consiste en realizar unos cortes transversales en la patata (sin llegar a partirla) y entre ellos añadir las especias o condimentos que más te gusten. Durante la cocción, los sabores y jugos se van a ir infiltrando en los cortes llegando al interior de la patata. ¡Riquísimo!

  • 2 Patatas medianas (variedad para asar)
  • Hiervas provenzales (puedes añadir cualquier tipo de especia que te guste, o incluso mezclas de varias, pimienta, pimentón, verduritas troceadas…)
  • 2-3 cucharadas soperas aceite de oliva virgen extra
  • Sal Maldon

Lava muy bien la piel de las patatas y sécala. Pincha los extremos de las patatas con un palo de brocheta. De esta manera cuando hagas los cortes no llegarás hasta el final y evitarás que se parta por la mitad. Realiza cortes finos en las patatas, tal y como ves en la foto. Precalienta el horno a unos 200ºC. Abre cuidadosamente un poco entre los cortes y espolvorea la sal entre capa y capa. En un bol echa el aceite de oliva virgen extra y añade hierbas provenzales. Mézclalo bien y con ayuda de un pincel de cocina, pinta la superficie de las patatas intentando que penetre entre los cortes. Hornea durante una hora aproximadamente a 200ºC. Pincha un poco la patata para ver si está bien cocida. El tiempo de horneado es aproximado, dependerá del tamaño de la patata y del tipo de horno.

Como veis no todo son patatas asadas, hervidas o salteadas! Es un alimento que da mucho juego, es compatible con un montón de sabores y que queda fenomenal como guarnición de muchos platos. Son ricas en hidratos de carbono, así que entran en la categoría de farináceos que debe situarse en 1/4 de tu plato diario (dejando toda una mitad para verduras y hortalizas, y el otro cuarto para alimentos proteicos).

¡Bon apetit!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: