Estamos en una de las épocas del año que, junto con la navidad, más se olvidan los buenos hábitos, con el problema añadido de que el verano es mucho más largo que las fiestas de navidad, además de que se sale más a la calle. Es tiempo de cañas, helados, días en la playa, viajes, “tomar algo” (alcohol…), comidas y cenas con amigos, bodas y un larguísimo etcétera. Así pues, la gran mayoría mandan a freír espárragos la “operación bikini” y ya si eso en septiembre vuelvo que ahora es tiempo de soltarse la melena. Y esta es una creencia totalmente extendida en nuestra sociedad, lamentable pero cierto. Para el que realmente le preocupa su salud, la OPERACIÓN BIKINI NO EXISTE. Porque por cierto, ¿sabías que de los 10 riesgos que más perjudican a la salud, 6 están relacionados con la alimentación (causando el 40% muertes)? (Dato de la OMS)

Photo Credit: Pablo Meneses via Compfight cc

Photo Credit: Pablo Meneses via Compfight cc

Ahora bien, si no quieres que pase factura (ya que puedes echarte unos cuantos kilos más encima y después te lamentarás), es tiempo de pararse a pensar, tomar conciencia porque se puede disfrutar de igual manera el verano sin necesidad de atiborrarse, o es que acaso vas a ser más feliz comiendo y bebiendo como si no hubiese mañana? Creo que tu cuerpo y sobre todo tu salud no piensan lo mismo que tú… Es por ello que hoy os propongo diversas ideas de tupper para esos días de playa, montaña, excursiones… Fáciles de preparar, muy fresquitas y por supuesto saludables para que no dejes de cuidarte, ni siquiera en estos meses de verano.


Manos a la obra para nuestro tupper:

  • Escalibada con melva en aceite de oliva: asado de pimiento rojo, cebolla, tomate y berenjena, aliñado con un buen aceite de oliva, orégano y ajo picado acompañado con melva. Y para completar, pan integral de calidad. Plato fresquito, ligero y sabroso.
  • Arroz integral salteado con gambitas al ajillo y pimientos italianos: cocer arroz integral. Saltear con aceite de oliva unas gambitas con ajo picado y pimientos italianos en daditos. Mezclar todo y listo! Se puede comer frío.
  • Ensaladas de patata/pasta/arroz/cuscús integral… En esta opción os recomiendo dejar volar vuestra imaginación, pues se pueden conseguir multitud de platos sabrosos, según los ingredientes que elijamos: lechuga, rúcula, brotes tiernos de espinacas, tomate, pimiento, cebolla, pepino, aguacate, bonito en aceite de oliva, pechuga de pollo o pavo a la plancha, huevo cocido, queso fresco, aceitunas… Os sugiero preparar este aliño: 1 cucharada de postre de mostaza de Dijon, aceite de oliva, vinagre de Módena, alcaparras y un poquito de miel (para chuparse los dedos).
  • Salpicón de pulpo y langostinos: picadillo de pimiento verde, pimiento rojo, cebolla, tomate maduro, ajo, pulpo y langostinos cocidos, aliñado con aceite de oliva virgen extra y vinagre o limón.
  • Empanada casera o tortilla de patatas (hecha en casa por supuesto) y gazpacho andaluz (receta totalmente recomendada para los meses de verano, por su poder refrescante, hidratante y contenido vitamínico y mineral, además de estar riquísimo).
  • Zarangollo murciano: revuelto de huevo con calabacín, cebolla y patata.
  • Ensalada murciana: tomate natural o en conserva, atún o bonito en aceite de oliva o en escabeche, cebolleta, huevo cocido y aceitunas negras. Acompañar con pan integral. Rica rica!
  • Pizza casera, elaborada con harina integral, verduras frescas y queso mozzarella.
  • Y la más típica: bocadillos o sándwiches, pero por supuesto saludables. Elaborados con pan integral, verduras (lechuga, tomate, brotes tiernos…), sardinillas en aceite de oliva o escabeche o hummus, queso cottage cheese, requesón, aguacate…

Como veis todas las recetas cuentan con la presencia de verduras y hortalizas y son aptas para comer en frío, muy fáciles para poner en nuestro tupper. Podemos acompañarlas siempre con gazpacho andaluz o gazpacho de sandía, melón, pepino… (existen muchas variedades de la receta original), así estaremos bien hidratados en esos días de playa expuestos al sol. Y como no, de postre: fruta de temporada o macedonia de frutas de temporada. Para hidratarnos: agua, que podremos saborizar con frutas, hierbabuena, limón, menta… y de esta manera darle un sabor más agradable y refrescante. Recordar, que no debemos olvidar la ingesta de agua y líquidos en estos días tan calurosos.

Espero haberos abierto un poquito la mente: pues día en la playa no tiene por qué significar: bocata, patatas fritas de bolsa y cervecita… Así que a probar y a salir de la rutina, de lo aburrido y a cuidar la alimentación incluso en verano. Porque comer bien sí es divertido y rico!

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: