Bien es sabido que la fruta nos aporta muchos beneficios, ya que contiene fibra, la cual nos ayuda a regular el colesterol y el tránsito intestinal; vitaminas y minerales que mejoran el sistema inmunitario, la piel y combaten el estrés, entre otros. Su alto contenido en agua ayuda a depurar el organismo y aportan pocas calorías.

En esta ocasión hablaremos de la sandía, esa fruta tan jugosa y de color llamativo que nos ayuda a sobrellevar este calor sofocante.

Sandia_CSS (2)

¿Por qué comer sandía?

  • Tiene gran cantidad de agua, por lo que nos refresca y ayuda a mantenernos hidratados en estos días calurosos. Además, es ideal para tomar en dietas de adelgazamiento ya que contiene pocas calorías, como la mayoría de frutas.
  • Nos aporta antioxidantes como son la vitamina C y los carotenos, los cuales ayudan en el buen mantenimiento de nuestra piel, y más en esta época que la castigamos con demasiados rayos de sol.
  • Es una fruta con poco aporte de sodio (2 mg) y gran cantidad de potasio (100mg), por lo que es un excelente diurético. (Cantidades sobre 100gr de alimento)
  • La sandía es de los pocos alimentos ricos por naturaleza en el aminoácido citrulina con el cual se sintetiza la arginina, un componente fundamental para la formación de proteínas y otras moléculas igual de importantes como el óxido nítrico, el cual es un factor vasodilatador, antiaterogénico y antitrombótico, que ayuda a regular el tono vascular y la dinámica del corazón y la sangre.

Una concentración adecuada de arginina en el organismo se ha asociado con mejoras de la concentración plasmática de glucosa, ya que el óxido nítrico aumenta el flujo sanguíneo, la captación y oxidación de la glucosa por el músculo esquelético y la sensibilidad a la insulina en los tejidos.

Por lo que podemos decir, que una ingesta regular de sandía ayuda a mejorar el control de la glucemia, dislipemia e hipertensión arterial.  ¿Se puede pedir más?

¡A la rica sandía!

En ocasiones comer fruta se asocia con algo aburrido, pero no tiene que ser así, tanto en la alimentación como en otros ámbitos de la vida cotidiana hay que dejar volar la imaginación para convertir un plato soso en algo realmente creativo y apetecible.

Aquí van algunas propuestas para tomar sandía:

  • En forma de sorbete, granizado, polo o brochetas.
  • Gazpacho de sandía: se trocea la sandía sin pepitas, los tomates, el pimiento, y el diente de ajo y se deja macerar una hora en la nevera. Luego le añadimos aceite de oliva, agua, miga de pan y un poco de vinagre, y lo pasamos por la batidora. Si lo queremos más suave lo pasamos por el chino y luego le rectificamos en sal.
  • Sopa fría de sandia con yogur: se licua la sandía con un limón pelado. Se mezcla el azúcar con el yogur  y se bate hasta formar una crema. Se mezcla el zumo de sandía con la mitad del yogur batido y se guarda en la nevera durante una hora. Luego ponemos la otra mitad del yogur en un vaso y la mezcla que estaba en la nevera por encima.

Después de esto, ¿te resistes a tomarla?

 

 

Photo Credit: jp.lpy974 via Compfight cc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: