Ayer mientras descansaba un poco para volver a retomar la jornada de trabajo…zasca! Súper mega anuncio dirigido a las mamás y abuelas, alzando a los cuatro vientos las virtudes de una salchicha: “no son salchichas, son proteínas y fósforo”. Los ojos casi se me salen de órbita y mi pensamiento fue: gracias campofrío! Ya tengo post!

Tras un tiempo sin escribir, me re-estreno con este súper “alimento”. Comencemos, pongamos los puntos sobre las íes!

Photo Credit: Mrs. Sweet Tooth via Compfight cc

Photo Credit: Mrs. Sweet Tooth via Compfight cc

Señores de campofrío, ¿qué están alegando ustedes aquí? ¿salchichas con proteínas y fósforo? ¿Y el resto de salchichas de qué están hechas? ¿plástico? Por favor… Alzando propiedades de manera ilógica, así es el marketing, así domina la industria alimentaria a una sociedad, en general, desinformada en cuanto a materia de nutrición, pero como está todo permitido…aquí no pasa nada!

He incluido una sola imagen del análisis del etiquetado nutricional y lista de ingredientes, porque de lo contrario, el post sería interminable

He incluido una sola imagen del análisis del etiquetado nutricional y lista de ingredientes, porque de lo contrario, el post sería interminable

En primer lugar, alegan propiedades (fósforo) que ni siquiera aparecen en el etiquetado nutricional, en segundo lugar, esas proteínas de las que tanto presumen, son más bien de baja calidad y en pequeña cantidad (y tan pequeña…encontramos más grasas que proteínas) (“carnes separadas mecánicamente” a las que se le han adicionado un sinfín de “cosas”: grasas, aditivos, féculas, dextrosa=azúcar, azúcar…ah! Y bien cargaditas de aditivos…conservantes, estabilizantes, antioxidantes…). Un “cajón desastre”, literalmente, disfrazado de súper alimento para niños, porque oye, es rico en proteínas y fósforo y además abre bocas! Oh sí! Todo lo que una madre quiere para ese niño o niña que no come, y antes de que no coma nada…pues terminamos por ofrecerle estas opciones tan penosas y carentes de calidad nutricional

Las salchichas tipo Frankfurt aportan 107 mg de fósforo/100 g. En una ración de 50 g encontramos 53,5 mg de fósforo y una media de 6,4 g de proteínas (he calculado la media de proteínas de los 4 tipos de salchichas que se anuncian)

Pues bien, esa misma cantidad de proteínas (por ración de 50 g aproximadamente, 2 salchichas) la podemos encontrar en:

  • 32 g de almendras = unas 20 almendras
  • 32 g de lomo de cerdo = no llega a ser ni 1 filete
  • 27 g de lentejas = 2 cucharadas soperas
  • 50 g de huevo = aproximadamente 1 huevo
  • 50 g de pasta integral = no llega ni a la ración mínima recomendada (60-80 g)

Y el fósforo que aportan 2 de esas supuestas salchichas fuente de fósforo, lo podemos encontrar en:

  • 10 g de almendras = 6-7 almendras
  • 30 g de lomo
  • 23 g de lentejas
  • 46 g de champiñones = 2 champiñones
  • 26 g de huevo = aproximadamente 1/3 parte de 1 huevo
  • 14 g de pasta integral = 10 espaguetis

Tras todo lo expuesto, creo que queda bastante claro que están alegando algo ridículo, pues esas mismas cantidades, tanto de proteínas como de fósforo, las podemos encontrar en alimentos de consumo habitual y además en porciones pequeñas, es decir, de manera muy fácil podemos encontrar esa misma cantidad de proteínas y fósforo en alimentos mucho más saludables (sin aditivos, sin azúcares añadidos, sin féculas y con grasas saludables de origen natural), pero claro, a la industria lo que le interesa es vender, aun sabiendo que esos productos no son para nada saludables, así que algo tienen que alegar, y esta vez tocaron las proteínas y el fósforo. Aprovechándose de esas mamás, de esas abuelas desesperadas y de la falta de información nutricional en la población general.

Pero una vez más, nuestro deber, el deber del Dietista-Nutricionista, es informar de manera ética y veraz a la población, para que tengan la capacidad de poder elegir libremente lo que van a incluir en la cesta de la compra. Así pues, mamás, papás, abuelas, abuelos, tías… dejen de poner en manos de la Industria Alimentaria la alimentación de los más peques de la casa. MÁS ALIMENTOS Y MENOS PSEUDOALIMENTOS (PROCESADOS).

Bibliografía

Tablas de composición de alimentos. O Moreiras. 13ª Ed.

Patricia Fernández García.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: