Buenos días! Sí, ya estamos en Mayo, mes por excelencia de comuniones, bautizos y celebraciones diversas. Así que hoy te hablo sobre las celebraciones saludables ¿o no tan saludables?

restaurant-691397_1280

Las celebraciones saludables brillan por su ausencia.

¿Os habéis fijado en que suelen comer los niños allí?

En España queda claro que todo lo celebramos alrededor de una mesa, comiendo y bebiendo, pero viendo los menús de este tipo de eventos, sobre todo el de los comensales más pequeños, cabe preguntarse si son saludables este tipo de celebraciones.

burger-1156564_1920El menú infantil de muchos restaurantes se suele reducir a platos de pasta, pizza y hamburguesas, acompañados de patatas fritas, y de postre helado. Y si nos fijamos en el menú dirigido a los más pequeños en las celebraciones nombradas anteriormente, no varía mucho, y no se parece en (casi) nada al de los adultos.

Valeeeee, un día es un día, no pasa nada porque nuestros hijos un día coman hamburguesa con patatas fritas, beban un refresco azucarado y con burbujas, tomen tarta de postre, les regalen una bolsa llena de chucherías, merienden un helado y tengan “barra libre” en los carros (Candy bar) decorados con fuentes de chocolate y toda clase de gominolas, muffins, cupcakes y dulces diversos.

¿Seguro que no pasa nada?candy-1104614_1920

La cantidad de azúcar que pueden llegar a tomar en un sólo día, sería la recomendada, como mínim
o, para una semana.

¿No se lo pasarían igual de bien si comieran, por ejemplo, un plato típico de la zona alicantina, como es el arroz?

¿Es necesario regalarles el tamaño XXL de la bolsa de chuches? Este regalo nos lo podríamos ahorrar, o cambiarlo por una pelota, unos lápices…

Los carros preparados con toda clase de dulces, ¿son necesarios? ¿no los podríamos usar para otra cosa? Un ejemplo sería usarlos para colocar fotos del protagonista del evento con los asistentes, o simplemente para decorar el lugar de la celebración.

IMG-20130623-WA0128

Son sólo algunas sugerencias, como las de las brochetas de frutas. No tenemos que hacer las cosas porque ahora esté de moda, podemos ir un poco más allá, y pensar en la salud de nuestros hijos.

Al final los niños y niñas son personas, y pueden comer como los adultos, no sería necesario un menú “especial” para ellos, sólo habría que cambiar el tamaño de las raciones, según la edad.
%0

A %d blogueros les gusta esto: