LogoFinalVerdeGristransparenteBaja

En una tierra, no muy lejana llamada FASSLAND había un grupo de personas que luchaban por mantener la salud en toda la región.

No era tarea fácil, pues en aquella tierra se encontraban los malvados monstruos del reino de Industrialix Alimentarin. Muchos guerreros soñaban con cambiar aquella realidad, pero cada día sucedían guerras, que hacían que estos luchadores fuesen perdiendo algo de fuerza ante tal brutalidad.

Fue entonces cuando llegó la princesa Tenedor, y con un toque de magia FASS, localizó al que sería un gran ejército de luchadores, y atravesó el océano que separaba la isla de la península, para dar con todos ellos.

Decidió ir al este y hacer varias paradas. En la Comunidad de la paella y las mascletá reclutó a varios guerreros: Gemma, Daniel, Oscar y Mery. Un poco más al norte, la princesa Tenedor tenía algunos contactos que podrían contribuir a la causa: Sonia, de la ciudad de los gladiadores e Iria, la catalana de antepasados gallegos, pasarían a formar parte del grupo.

No eran pocas las personas que querían cambiar la situación que en FASSLAND se vivía, y la princesa Tenedor continuó con su viaje (¡con ese entusiasmo que tanto la caracterizaba!).

Degustando un fantástico cocido madrileño, Tenedor convenció, sin mucho esfuerzo, a Consuelo y a María, dos luchadoras que con una sonrisa exclamaron a la vez: “¡¿cuándo comenzamos?!”

Antes de pasar por el sur, no quería dejar pasar la oportunidad de conocer a la mejor guerrera de Tomelloso: Sara, quien se unió con energía y fuerza a tan árdua batalla.

La pasión que tenían Ana e Irina por mantener la salud de los habitantes del sur, y su maravilloso acento, hizo que Tenedor las invitase al equipo que había formado.

A partir de ahí y todos unidos, crearon una defensa firme para poder luchar contra los malvados monstruos del reino y empezaron a utilizar estrategias para devolver a sus tierras todo el ambiente saludable y recuperar la salud de su gente.

Sin embargo, sabían que otros guerreros soñaban con poder luchar junto a ellos. Por lo que, tras una dura selección, el equipo dio la oportunidad a dos nuevas y maravillosas incorporaciones: Cristina y Yolanda. Sus ideas eran frescas, innovadoras y encajaban perfectamente con la filosofía FASS.

Desde entonces, todo el equipo de guerreros FASS decidieron dividirse en dos bandos, el equipo verde y el equipo naranja, en busca de la conquista de provincias. Pero no pueden hacerlo solos: necesitan tu ayuda para conquistar y curar al reino entero.

viele bunte hände frühling

¿Quieres conocer quién forma parte de cada equipo? Atentos a próximas publicaciones.

Continuará…

A %d blogueros les gusta esto: