Querido lector, estoy segura de que esta pregunta de qué cenamos hoy te la haces a diario con una mueca de cansancio en el rostro y con la mirada perdida en la nevera. Y es que con frecuencia en consulta me encuentro con pacientes que dicen no saber que cenar a diario o que siempre optan por lo mismo, ya sea porque llegan tarde y cansados del trabajo,  o porque no quieren dedicarle mucho tiempo a la cocina, entre otros motivos.

Cena_CSS

El peligro de esto es que termines por comer “cualquier cosa” porque te dices a ti mismo que después del día tan duro que has tenido te lo mereces, ¿o no? . En general vas a por los precocinados, los cuales de saludable tienen poco, embutidos, o incluso puede que te vayas a la cama con un vaso de leche y galletas o cereales azucarados en el estómago.  Así que antes de tomar esa errónea decisión te propongo varias ideas que no te llevarán más de 10 o 15 minutos en la cocina. ¿Te animas?

Ideas para cenar:

  • Tortillas: de trigueros o calabacín o de setas o espinacas… Siempre nos sacan de un apuro, están ricas y se hacen un unos minutos.
  • Panini casero: es tan sencillo como poner sobre el pan los ingredientes que tengamos por la nevera (tomate, cebolla, queso, atún, pavo, aceitunas, alcachofas,…) y ponerlo en el horno unos 10 minutos.
  • Cremas de verduras: calabaza, zanahoria, puerro, champiñones, calabacín,…Hay muchas combinaciones posibles, y lo mejor es que las podemos preparar de un día para otro, no hay excusa para no cenar sano.
  • Guarniciones de verduras: el día que tengamos más tiempo, los fines de semana por ejemplo, podemos preparar más cantidad de verduras troceadas y cocidas, como la escalibada, el pisto, champiñones salteados, salsa de tomate,…  ¿Qué te parece un filete de salmón con especias y guarnición de escalibada? Y no valen las excusas porque mientras te estás poniendo el pijama o acostando a los niños ya tienes lista la cena.
  • Ensaladas variadas: siempre nos sacan de un apuro y dan mucho juego. Les puedes poner todo lo que se te ocurra: diferentes lechugas, brotes tiernos, tomates, aguacate, fruta, frutos secos, quesos, ahumados, pollo, huevo, espárragos, arroz, pasta, patata…
  • Pescado al papillote: una cocción saludable, sencilla de preparar y rápida. Sobre la bandeja del horno pondremos una lamina de papel de aluminio y sobre ella las verduras troceadas que elijamos (calabacín, zanahoria, cebolla, tomate,…), sazonamos al gusto y colocamos el filete de pescado encima. Echamos un chorrito de aceite, limón y hierbas aromáticas. Cubrimos todo con el papel de aluminio como si fuera un paquete, bien cerrado y lo introducimos en el horno unos 15 minutos. ¿Fácil verdad? Pues mientras el horno cumple su función tu puedes darte una ducha, preparar la comida del día siguiente, charlar con tu familia o leerles un cuento a tus hijos.

Rápido y fácil

Hoy en día tenemos a nuestro alcance productos de cuarta gama que ya vienen preparados para comer, verduras congeladas que se hacen un 5 minutos en la olla expres, recipientes para microondas que nos cocinan en 10 minutos pescados y carnes, y así podríamos continuar enumerando.

¿Sigues pensando que no tienes tiempo de cenar saludable?

 

Photo Credit: Adam Polselli via Compfight cc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: