Del día 1 al 7 de agosto se celebra la Semana  Mundial de la Lactancia Materna y este año el lema es “Amamantar y trabajar”.

La lactancia materna es un derecho de todos los niños recién nacidos y de sus madres, se trata de un proceso natural que dejamos cada día más de lado por la comodidad o porque no nos permite trabajar de manera adecuada. La verdad es que es un engorro ser una mamá vaca, aunque hay que decir que es el mejor alimento que puedes dar a tu hijo, es un alimento hecho para que los bebés crezcan sanos y fuertes, además se adapta a sus necesidades y demanda, entre otras cosas.

Hoy en día parte de la población está molesta si ve a una mamá dándole el pecho a su bebé, yo pienso que debería molestarse en otras circunstancias, si la mamá fuma (o alguien que se encuentra cerca lo está haciendo) o bebe alcohol mientras lo hace.

La verdad es que parece que es complicado conciliar la lactancia materna con el trabajo, por ello se ha puesto en marcha esta semana esta iniciativa para respetar los derechos humanos.

lactancia materna cocinasanaysegura

Objetivos de la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM)

La SMLM 2015 pretende apoyar a las mujeres para que puedan integrar su trabajo productivo y reproductivo es una tarea compleja y múltiple, que requiere de estrategias diversas y que involucra a distintos actores con agendas comunes; siendo los objetivos:

1) Unir los esfuerzos multi-dimensionales de todos los sectores para facilitar que las mujeres puedan trabajar y amamantar de manera segura y adecuada.

2) Promover acciones por parte de empleadores que sean Amigables con las Familias/ Bebés/Madres, y que apoyen activamente a las madres trabajadoras para que continúen amamantando.

3) Informar sobre los últimos avances en la tutela y protección de los Derechos de Maternidad en todo el mundo y crear conciencia sobre la necesidad de fortalecer las legislaciones nacionales y su aplicación.

4) Fortalecer, facilitar y mostrar las prácticas que ayudan a amamantar a las mujeres que trabajan en los sectores informales.

5) Comprometer y trabajar con actores específicos, entre ellos, grupos de Derechos de los y las Trabajadoras, de Mujeres, de Jóvenes y Sindicatos, para proteger los derechos de lactancia materna de las mujeres en sus lugares de trabajo.

Permiso de lactancia en España

Para saber cuál es el permiso de lactancia en España tenemos que ir al Artículo 37.4 del Estatuto de los trabajadores que recoge que “En los supuestos de nacimiento de hijo, adopción o acogimiento de acuerdo con el artículo 45.1d) de esta Ley, para la lactancia del menor hasta que éste cumpla los 9 meses, los trabajadores tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La duración del permiso se incrementará proporcionalmente en los casos de parto, adopción o acogimiento múltiples.

Quien ejerza este derecho, por su voluntad, podrá sustituirlo por una reducción de su jornada en media hora con la misma finalidad o acumularlo en jornadas completas en los términos previstos en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo establecido en aquella.

Este permiso constituye un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres, pero sólo podrá ser ejercido por uno de los progenitores en caso de que ambos trabajen.”

Este permiso es adicional al que ya existe de los 4 meses de baja por maternidad. En realidad es algo insuficiente ya que la OMS recomienda una lactancia materna exclusiva y a demanda hasta los 6 meses de edad del bebé.

Conciliación de lactancia materna y trabajo

Puede ser algo difícil conseguir una conciliación entre lactancia materna y el trabajo pero no es imposible.

  • Mantener la lactancia como durante la baja maternal. En el caso de poder hacerlo eres muy afortunada, siempre están las horas laborales sin descansos o la distancia entre el trabajo y el hogar. Siempre puedes apoyarte de algún familiar que te acerque al bebé al trabajo en los tiempos de descanso.
  • Extraer la leche y congelarla. En el caso de que la distancia o el horario laboral haga imposible la primera opción siempre puedes extraer y congelar la leche. Lo ideal es hacerlo en el trabajo, para evitar problemas o que la producción de la leche disminuya. Se puede dar al bebé con un biberón, aunque si quieres que la capacidad de succión no disminuya se puede dar con una cucharilla o con un vaso. Eso sí, previa descongelación y calentamiento de la leche.

Si quieres saber más sobre la campaña de este año de la SMLM 2015 pincha aquí y aquí tienes el flyer.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: