Con la llegada del otoño, mal tiempo, lluvia…son muy numerosos los anuncios en los medios de comunicación sobre multivitamínicos. Los argumentos que plantean para que veamos necesario su consumo casi siempre suelen centrarse en el cansancio que podemos tener después de las vacaciones, para que la vuelta al trabajo se haga más amena, porque después de trabajar 8 horas tienes que llegar a casa y te esperan niños o tareas del hogar, ó el riesgo que implica el invierno, resfriarse. Pues bien, a continuación explicaré cuál es mi postura al respecto, ya que no todo el mundo necesita tomar este tipo de suplementos, que no son buenos tomarlos así como así y que por tomarlos uno no se va a sentir mejor ni va a tener durante toda su vida ‘una salud de hierro’.
Kiwi

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son sustancias orgánicas, sin valor energético que deben obtenerse mediante la alimentación, ya que el ser humano es incapaz de sintetizarlas. A excepción de esta máxima, se encuentra la vitamina D, que se puede formar en la piel gracias a la exposición solar. Otra serie de vitaminas como la K, B1, B12 y ácido fólico, se pueden sintetizar en pequeñas cantidades en la flora intestinal.
Las vitaminas no aportan ningún tipo de energía, son totalmente acalóricas. Pero si es verdad que sin ellas, no serían posibles muchas reacciones en las que se obtiene energía. Hay dos grupos de vitaminas, hidrosolubles (grupo B y C) y liposolubles (A, D, E y K). Las primeras tienen una capacidad de almacenaje en el organismo muy limitada, es decir, si se consumen en exceso el riesgo es menor ya que se eliminan fácilmente. Pero en el caso de las segundas, se almacenan en el hígado principalmente ó en otros tejidos, que podrían causar efectos nocivos. Órganos como el hígado y los riñones, podrían verse afectados al tener que trabajar más para eliminar el exceso de esa vitamina.
Y tras esta breve definición de las vitaminas, voy a explicar por qué no son necesarios este tipo de complejos.
• Mediante una dieta sana y equilibrada, que contenga todos los grupos de alimentos ( hidratos de carbono, proteínas y grasas) se obtienen de manera sencilla todos los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento del organismo.
• No aportan energía, por este motivo no nos vamos a sentir más vitales, eufóricos ó con más energía.
• La hipervitaminosis puede llegar a ser peligrosa para la salud.
• La vitamina C es la reina del invierno, ya que se asocia siempre a la prevención y mejoría de los procesos gripales. Pues bien, se ha demostrado que la vitamina no previene los resfriados.
• El uso de estos preparados comerciales también se relaciona con la prevención de algunas enfermedades y mucha gente piensa que por el hecho de tomarlas, ya se preocupa menos de su dieta porque con la pastillita diaria se puede permitir dietas más desordenadas y desequilibradas.
• El uso en deportistas tampoco está justificado, ya que este colectivo ingiere más calorías diarias que uno sedentario. Al ingerir más cantidad de alimentos, todos los nutrientes ya se encuentran elevados.
• En el fumador y consumidor habitual de bebidas alcohólicas las necesidades de algunas vitaminas se encuentran aumentadas, como la vitamina C, tiamina, piridoxina y vitaminas liposolubles. En estos casos sí se indican los suplementos vitamínicos para mantener un buen estado nutricional, pero en ningún caso el uso de estos preparados comerciales, previene o mitiga los efectos negativos de estos tóxicos.
En definitiva, los multivitamínicos sólo se deberían tomar cuando realmente existe un déficit, cuando creamos que llevamos una dieta muy desequilibrada ó en situaciones de cansancio que no correspondan al habitual. Y por supuesto, todo esto lo tiene que valorar un médico ó un dietista-nutricionista que nos valore la posible malnutrición y así decidir si es necesario un aporte extra de vitaminas ó por el contrario, con una dieta sana y ejercicio físico corregir la deficiencia vitamínica.

Bibliografía consultada
– Manual de patología general. Pérez Arellano J.L. 6ª edición. Elsevier Masson. 2006

Photo Credit: Sergiu Bacioiu via Compfight cc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: